4

No eres imprescindible… disfruta tus vacaciones

Eres imprescindible para tu ego, y para nadie más. Por mucho que nos duela, esa es la realidad. Un día moriremos y el mundo seguirá girando igual. Quizás hallemos alguna lágrima derramada en los ojos de nuestros seres queridos, pero los coches seguirán yendo y viniendo por las calles ajenos a nuestro drama personal. Los edificios, incluso aquellos llenos de recuerdos, contemplarán impasibles la nueva cotidianidad. Nuestro alma vagando por el aire en el tránsito a un nuevo mundo exclamará: “¡Qué falta de sensibilidad!”

Esta es la dura verdad y como diría Alaska: “Ni tú, ni nadie, nadie, puede cambiarlo”. Así que, por favor, antes de que la muerte ponga a tu ego en su lugar, háztelo mirar. Si estás de vacaciones, ese email podrás dejarlo sin contestar.

Vacacones

Seguir leyendo →

0

Lo bueno de hacer lo correcto

Lo malo de hacer lo correcto es que no se suele percibir una recompensa inmediata, es más, al contrario, existe un riesgo real de que te hagan sentir un pringado.

Hacer lo correcto está conectado a unos principios y a unos valores intrínsecos que no suelen estar directamente vinculados con ningún elemento que funcione como motivador extrínseco. Y eso, en el mundo en el que vivimos que, como cantó Madonna, es cada vez más material, puede acarrear desconcierto o dudas precisamente en los que, desde un punto de vista de coherencia con sus valores, se comportan bien.

Hacer lo correcto no suele ser una buena inversión en el corto plazo, pero, sin embargo, en el largo plazo es lo único que garantiza la paz…con uno mismo… y con los demás.

lo correcto

Seguir leyendo →