0

Separación, una serie para hablar sobre desconexión digital

Acabo de terminar la primera temporada de Separación. Además del mejor “finale” que recuerdo desde las buenas temporadas de Perdidos, me ha dejado con la desasosegante sensación de tener que esperar un tiempo indefinido para ver la continuación, y me ha dado una excusa perfecta para traer una reflexión al blog acerca de la premisa de partida de esta serie: una empresa que instala un chip en el cerebro de sus empleados que hace que al entrar en la oficina olviden todo acerca de su vida fuera de ella, y al salir olviden todo lo que pasó allí.

¿Es posible la separación total de la vida personal y la vida laboral en la sociedad de la hiperconexión y del teletrabajo?

Separación

Seguir leyendo →

0

Por un 2024 más sostenible

Ya está aquí el 2024. Año nuevo, propósitos nuevos. Y si hay algo que tienen de bueno los propósitos en esencia es que te obligan a afrontar el futuro con una mirada constructiva.

El futuro es ese espacio de tiempo que comienza en el segundo posterior a la lectura de esta palabra y que termina en un punto lejano e indefinido… o no.

Porque el futuro, al menos desde el punto de vista de la existencia humana, sí podría tener un final definido, sobre todo si seguimos consumiendo recursos como si no hubiera un mañana.

2024 sostenible

Seguir leyendo →

0

Hambre de aprender vs. IA generativa

Los que nos dedicamos a temas de formación reconocemos una característica muy clara que distingue a las personas de la IA generativa: El hambre de aprender.´

Una IA generativa aprende más cosas, a más velocidad, y las retiene con más facilidad y por más tiempo (concretamente hasta la eternidad) pero no muestra apetito por el aprendizaje. Es su caso, simplemente, como diría Jessica Rabbit, “es que la han dibujado así”

Introducing the IA Learning Copilot (1)

Seguir leyendo →

0

Cuando entregar es más importante que pensar

Pensar es una esas actividades apetecibles que se practican mejor en posición horizontal. Quizás por eso este verano, sin que sirva de precedente, he estado pensando a ratos.

Incluso he llegado a sorprenderme a mí mismo por practicar esta actividad sin prisa, con pausa y con tranquilidad, he llegado a “metapensar”: pensando acerca de lo poco que pensamos de este modo ya.

Puede que aquí, alejado de las palmeras y de vuelta a nuestra jungla de asfalto, suene raro esto de “metapensar”, pero es lo que tiene darle al coco con un combinado de ídem en la mano.

Pensar

Seguir leyendo →

0

Visión de futuro

“Visión de futuro” es el nombre que pusimos en el trabajo a una serie de ponencias en el que invitábamos a los asistentes a imaginar futuros cercanos que se harán realidad.

Y es que la gran paradoja que vivimos en la actualidad es que no se puede de dejar de mirar hacia adelante si no queremos que el toro nos pille por detrás.

visión de futuro

Seguir leyendo →

0

El parque temático de tu carrera profesional

Una vez más ha sido él, mi pequeñajo, que ya ha crecido y superado la altura que le permite subir a todas las atracciones de cualquier parque temático.

Ha sido él quien a través de su montaña rusa de emociones y miedos me brinda hoy la oportunidad de escribir sobre la realidad y el deseo, sobre comportarnos como seres singulares o como borregos, sobre mentirnos a nosotros mismos o ser sinceros.

Ha sido él, quién a través de sus emociones y sentimientos, me ha vuelto regalar una analogía para entender mejor las aspiraciones profesionales, la magia cautivadora de los ascensos, y, sobre todo, el vértigo.

carrera profesional

Seguir leyendo →

0

Fracasos que merezcan la pena…

La palabra fracaso está maldita. La historia la escriben los triunfadores, y las charlas TED suelen ser impartidas por ellos también. Así que es normal que al fracaso se le mire con distancia, con desdén, y a menudo con condescendencia.

El fracaso parece que solo tiene hueco en la hoja de ruta de los líderes de opinión como un paso previo a la cumbre, como un tropezón necesario para lustrar más aún si cabe sus hazañas. Los vuelos directos a la victoria carecen de épica y están devaluados. Para hablar de triunfos míticos, aquí sí, sírvanse bien trufados de una buena ración (previa) de fracasos.

Pero ¿y si el objetivo inicial nunca llega a alcanzarse? Y si solo tenemos fracaso en estado puro y sin cortar. ¿Deberíamos arrojarlo al retrete por si la policía del éxito hace una redada y ante tan vasta evidencia se ve obligada a aplicar con dureza la ley del postureo, y nos confisca nuestra cuenta de Instagram?

Fracaso

Seguir leyendo →

0

¿Quo vadis, metaverso?

Ahora que el inquietante metaverso ha sido casi desterrado del universo del postureo digital por el locuaz chat GPT, ahora y solo ahora, me apetece escribir sobre él.

Primero, pongamos un contexto a este post: la formación. Otras múltiples aplicaciones del metaverso escapan seguramente de mi comprensión, y aunque podría adentrarme en ellas haciendo uso de la temeraria ignorancia de un tertuliano, he preferido centrar el tino en un terreno que de manera incipiente ya he explorado. Eso, y la lectura hace tiempo de “Ready Player One” me colocan, sin duda (o no), en la posición de poder opinar con criterio.

Metaverso

Seguir leyendo →

0

Trasformación, tras formación

En matemáticas el orden de los factores no altera el producto. Solo en las matemáticas.

Cuando emprendemos cambios de gran calado, cuando queremos transformar, entran en juego variables de distinta índole que pueden escapar a la lógica: miedos, ilusiones, sentimientos, percepciones… Personas.

Nada te garantiza el éxito, pero una cosa te garantiza el fracaso: la falta de preparación. Por eso, si se desea el mejor resultado posible en el producto, la formación se antoja imprescindible en el primer lugar de esta operación.

formar

Seguir leyendo →